¿Qué es Mantenimiento Preventivo y Correctivo?

Example blog post alt

Muchas ocasiones escuchamos decir a los ingenieros, técnicos y licenciados en áreas tecnológicas que nuestro equipo requiere Mantenimiento Correctivo y/o Preventivo, pero ¿a qué se refieren?

El mantenimiento preventivo hace referencia a las acciones de rutina para ayudar a mantener el equipo en funcionamiento, evitando cualquier tiempo de inactividad no planificado y costos altos por fallas imprevistas del equipo. Para esto es necesario que las sesiones para este tipo de mantenimiento sean planeadas y llevar un registro de las inspecciones, con ello podremos planear cuando tomar acciones correctivas antes de que algo malo ocurra en nuestro equipo.

¿Qué incluye el mantenimiento preventivo?

El mantenimiento preventivo implica la inspección sistemática de los equipos donde se detectan y corrigen posibles problemas para evitar el fallo del equipo antes de que ocurra. En la práctica, un programa de mantenimiento preventivo puede incluir cosas tales como limpieza, lubricación, cambios de aceite, ajustes, reparaciones, inspección y reemplazo de piezas y revisiones generales parciales o completas que se programan regularmente en cada una de las piezas de gabinete, carcasa, tarjeta madre, ventiladores y disipadores de calor.

El mantenimiento preventivo exacto requerido variará según la operación y el tipo de equipo. Los estándares recomendados del Instituto Nacional Estadounidense de Estándares (ANSI) se utilizan para ayudar a determinar el tipo de inspecciones y el mantenimiento necesarios y con qué frecuencia deben realizarse.

¿Cuáles son los beneficios del mantenimiento preventivo?

El mantenimiento preventivo ofrece a las empresas una serie de beneficios importantes que incluyen

  • Vida prolongada del equipo de la compañía
  • Menos tiempo de inactividad no planificado causado por falla del equipo
  • Menos mantenimiento innecesario e inspecciones
  • Menos errores en las operaciones cotidianas
  • Mejora de la fiabilidad de los equipos
  • Menos reparaciones costosas causadas por fallas inesperadas del equipo que deben corregirse rápidamente

El mantenimiento correctivo, por su parte, es un tipo especial de actividad llevada a cabo para restaurar un equipo cuando no está en una condición aceptable. Además, es básicamente un proceso de rectificación después de una avería.

¿Qué incluye el mantenimiento preventivo?

 El mantenimiento correctivo incluye restaurar la operatividad del sistema ya sea corrigiendo el problema o reemplazando los componentes dañados. Las medidas correctivas comunes implican la eliminación de virus y malware, la desinstalación de programas dañinos, el reformateo y la ejecución de una restauración del sistema, entre otros. 

Muchas de las fallas pueden ser evitadas con el mantenimiento preventivo siguiente:

  • No reemplazar los componentes dañados o comprar piezas usadas.
  • Falta de lubricación en ventiladores.
  • Sistema de enfriamiento desatendido.
  • Indiferencia hacia fallas menores.
  • Factores externos como, voltaje de línea demasiado bajo o demasiado alto, etc.
  • Indiferencia hacia las vibraciones del equipo, sonidos inusuales que salen de las piezas giratorias y equipos que se calientan demasiado.

Entre las desventajas del mantenimiento correctivo encontramos las siguientes:

  • Implica un tiempo de inactividad prolongado debido a la falta de disponibilidad repuestos necesarios
  • Reducción en producción.
  • El mantenimiento de la calidad del producto es difícil.
  • Pérdida de tiempo útil.

 

0 Comentarios

Dejar un Comentario